Lunes, 20 Noviembre 2017 01:35

Posible impacto en el sector citrícola entrerriano

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Desde la Federación del Citrus de Entre Ríos se alertó sobre los cambios que puede generar la reforma de ley de impuestos internos. Desde la Federación del Citrus de Entre Ríos se alertó sobre los cambios que puede generar la reforma de ley de impuestos internos.

 

AGROINDUSTRIA. PROYECTO. Desde la Federación del Citrus de Entre Ríos se posiciona acerca del cambio que puede traer consigo el proyecto de reforma de la Ley de Impuestos Internos. Se considera positivo que se debata la reforma, aunque lo propuesto por el Gobierno con respecto a la modificación de los porcentajes de jugo, podría tener un resultado negativo en el sector citrícola.

La Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) elogió la propuesta de una reforma de la Ley de Impuestos Internos, aunque advirtió que esta iniciativa quizás “no tendrá el impacto que desea el sector citrícola” respecto del consumo de jugos.

Desde el sector citrícola, el presidente de la Federación entrerriana, Fernando Borgo, destacó la decisión política de debatir una reforma impositiva “y más aún si discutimos Impuestos Internos que es un tema que desde hace veinte años estamos pidiendo que se discuta”.

Sin embargo, advirtió que tal como está la iniciativa “no hay una diferencia que aliente el consumo de jugos”.

 

EL CONSUMO. A su vez, la Federación estimó, en una declaración difundida hacia la agencia Télam, que la propuesta nacional “no puede tener objetivos meramente recaudatorios”, sino también debe “motivar a la población a consumir productos más naturales y saludables”.

Sobre la posibilidad de que la multinacional Coca Cola deje de comprar la producción, señalaron que “si bien es cierto que las multinacionales de primera línea compran el 80% del jugo de naranja que se produce en nuestra zona, no así de mandarinas, también es cierto que exportan el 80% de ese producto”.

“De esta manera nuestra población se pierde las bondades y beneficios de consumir las múltiples propiedades de nuestras frutas”, indicaron.

 

UN PERJUICIO PARA LA SALUD. En continuidad con su discurso, Borgo aseguró que “en los últimos veinte años ha crecido exponencialmente el consumo de bebidas carbonatadas en detrimento de los jugos naturales, posicionando a nuestro país en los primeros puestos a nivel mundial en su consumo, mientras que en la gran mayoría de los países desarrollados la tendencia es inversa, promoviendo el consumo de productos naturales por considerarlos beneficiosos para la salud”.

Finalmente, el presidente de la FECIER dijo que la Federación que preside se reunirá esta semana con los legisladores nacionales por Entre Ríos “para que escuchen cuál es la situación del sector y puedan llevar nuestros planteos, al momento de discutir la ley”.

 

EL COMUNICADO OFICIAL. Desde la Federación del Citrus de Entre Ríos en su página oficial (fecier.org.ar) se lanzó un comunicado sobre la cuestión en sí de la reforma, y sostuvo su postura al respecto:

Consideramos que dicha Ley no debe estar impulsada por motivos meramente recaudatorios, sino por dos objetivos principales:

 

• Motivar a la población a consumir productos más naturales y saludables.

• Promocionar sectores de economías regionales que tienen impactos sociales y económicos tan importantes y reales en nuestros pueblos.

 

En 1996, el Presidente Menem y el Ministro de Economía Cavallo, al modificar el régimen de impuestos internos para diversos productos, reduciendo las tasas, mediante el Decreto Nº 404/96 se disminuyó la alícuota del gravamen a las bebidas colas y tónicas del 24% (VEINTICUATRO POR CIENTO) al 4% (CUATRO POR CIENTO). Si bien las bebidas en base a jugos o zumos naturales seguían exentas del impuesto interno, el impacto impositivo en el precio de las colas y tónicas con relación a las bebidas en base a jugos o zumos naturales, disminuyó de veinticuatro puntos, a solo cuatro.-

El régimen de impuestos internos posteriormente vería una nueva modificación a través de la sanción de la Ley 25239 de Reforma Tributaria, la que cobró vigencia a partir del último día de 1999. Esta reforma legislativa implicó - entre otras cosas - la eliminación de la exención para las bebidas en base a jugos y zumos naturales, pasando ahora y hasta la actualidad a tributar el 4% (CUATRO POR CIENTO) al tiempo que las elaboradas con sustancias artificiales o químicas como las colas y tónicas fueron gravadas con una alícuota del 8%.- (OCHO POR CIENTO)

Cabe destacar que en los últimos veinte años ha crecido exponencialmente el consumo de bebidas carbonatadas en detrimento de los jugos naturales, posicionando a nuestro país en los primeros puestos a nivel mundial en consumo de las mismas, mientras que en la gran mayoría de los países desarrollados la tendencia es inversa, promoviendo el consumo de productos naturales por considerarlos beneficiosos para la salud.

Visto 10 veces
ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.