Lunes, 20 Noviembre 2017 01:34

Entrerrianos diseñaron un novedoso sistema

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Los protagonistas de este importante proyecto tecnológico que traerá soluciones considerables para personas en silla de rueda. Los protagonistas de este importante proyecto tecnológico que traerá soluciones considerables para personas en silla de rueda. REALIDAD REGIONAL

 

TECNOLOGÍA. GRAN APORTE. Trae como beneficios la reducción de esfuerzos para aquellas personas que utilizan sillas de rueda. Se trata de Juan y Francisco Noya, quienes diseñaron junto con Martín Miguez un sistema que reduce el esfuerzo físico y brinda mayor autonomía al usuario de una silla. El proyecto será nombrado “We Chair”.

La provincia de Entre Ríos no deja de sorprender en cuanto a innovaciones, tecnologías y sobre todo proyectos que llevan adelante las nuevas generaciones que se vienen, hacia un futuro tecnológico inmensurable y para el goce y disfrute de todos. Es que desde los diferentes puntos entrerrianos, cada vez son más las alternativas que se tienen en vistas de aportes, ya sean a la salud, a la sociedad, tecnológicamente hablando.

Y en este caso se trata de los hermanos entrerrianos (oriundos de Feliciano) Juan y Francisco Noya, quienes diseñaron junto con el cordobés Martín Miguez un sistema para sillas de ruedas, el cual reduce el esfuerzo físico y brinda mayor autonomía a su usuario, al tiempo que le evita la fatiga muscular de los miembros que debe utilizar para impulsar la silla.

El diseño, denominado “We Chair”, que ya fue distinguido por varias organizaciones, es un sistema de reducción de fuerzas “que se acopla a sillas de ruedas de propulsión manual para disminuir el esfuerzo que el usuario tiene que hacer al desplazarse en su andar diario, pero principalmente, en zonas de pendientes y de rampas”, señaló en diálogo con Télam Francisco Noya.

 

LOS APORTES. Según el ingeniero biomédico, esta aplicación “por un lado disminuye considerablemente los dolores asociados al uso de la silla en los músculos utilizados para la propulsión, evitando así a largo plazo, patologías asociadas al sobreesfuerzo y su sobreutilización”.

Y asimismo, a la vez, “le brinda al usuario una mayor autonomía e independencia, ya que va a poder movilizarse por caminos con pendientes, o trayectos de larga distancia sin tener que pedir ayuda a un tercero”, agregó Francisco.

Esto, explicó el especialista oriundo de Feliciano, al norte de Entre Ríos, “no sólo lo beneficia al usuario desde lo físico, sino que influye positivamente en lo psicológico”.

El proyecto, que está en proceso de patentamiento y con varios prototipos probados, “surge por un tema personal, ya que el año pasado por una enfermedad mi papá terminó utilizando una silla de ruedas y al cabo de un tiempo se le presentaron dos dolores”, contó Noya.

Y detalló que uno de ellos fue “a nivel del hombro, debido al sobre esfuerzo que le generaba movilizar la silla, y el segundo debido al agarre convencional que tienen las sillas de ruedas”.

En razón de esas dolencias “lo que hicimos fue diseñar un mecanismo que reduce en un 40 por ciento el esfuerzo que tiene que hacer una persona al desplazarse en sillas de ruedas. Logramos con un sistema reductor de fuerzas que es similar al de los cambios de una bicicleta y que está incorporado dentro de la silla”.

El sistema “puede aportar muchos beneficios porque le permite al usuario economizar esfuerzos, haciendo más efectivos los empujes y disminuye las lesiones”, destacó el profesional que además remarcó, como otra de sus ventajas que “el costo es accesible a todas las personas”.

 

RECONOCIMIENTO. Cabe destacar que el proyecto fue distinguido por el premio Idear, que tiene como objetivo impulsar proyectos tecnológicos que tengan impacto en el mundo de la rehabilitación y la discapacidad, y obtuvo también el primer lugar en Innova SABI, de la Sociedad Argentina de Bioingenieria.

Además, quedó seleccionado en Comprometidos, entre 937 proyectos de Latinoamérica, son finalistas de ETEC y el 29 de noviembre participarán en una ronda de inversiones privadas en la torre de YPF en Puerto Madero.

Mientras que por último, son también finalistas de Innovar, el concurso nacional de Innovaciones, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Visto 10 veces
ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.