Lunes, 27 Noviembre 2017 13:17

El Negro no levanta cabeza

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
De penal, sin nada para hacer por parte de Bértoli, Lucas Gamba pone el 3 a 2 a favor de Unión sobre Patronato. De penal, sin nada para hacer por parte de Bértoli, Lucas Gamba pone el 3 a 2 a favor de Unión sobre Patronato. TÉLAM

SUPERLIGA. Patronato cayó como local ante Unión, por 3 a 2, en un encuentro que empezó sonriendo, pero terminó con la misma amargura que lo rodea desde hace algunas fechas. Sebastián Ribas marcó los dos tantos Rojinegros. Con éste, suma seis partidos sin poder ganar el Santo. El viernes visita a Huracán.

 

Empezó la historia con un sol radiante en una tarde primaveral de sábado, pero culminó siendo la tormenta que ya no acecha, sino que se ha asentado en el presente futbolístico y resultadista para Patronato. Es que a diferencia del pasado reciente, el Santo inicio el camino con una mueca de alegría, desde el vamos, pero sin consistencia volvió a ser el equipo que hace seis encuentros no suma de a tres, se lo dieron vuelta rápidamente y, pese a llegar a la igualdad, no supo cómo contrarrestar a un rival como Unión en inferioridad numérica, y que demostró el por qué se coloca entre los principales del lote de arriba.

Fue derrota por 3 a 2 del Patrón como local ante el Tatengue, en el estadio Presbítero Bartolomé Grella, por la décima fecha de la Superliga. El Santo sigue sin reaccionar, no levanta vuelo y se acerca cada vez más al lote de los equipos en zona de descenso.

Diego Zabala (13m.) y Franco Soldano (20m.) en el primer tiempo; y Lucas Gamba de penal en el segundo (34m.) le dieron la victoria al Tatengue (21 puntos); mientras que Sebastián Ribas (6 PT y 14m. ST) marcó para el local (11).

 

EL ARRANQUE. Ambos equipos iniciaron intentando jugar al pie y por abajo, con un Unión más profundo y creativo de mitad para adelante y con un local que apostó por los contraataques rápidos, siempre por el sector izquierdo, en la zona de Blas Cáceres.

Las noticias llegarían en el amanecer del encuentro. Tras un córner desde la izquierda al segundo palo a los 7 minutos, un cabezazo de Walter Andrade cambió de lado la pelota, apareció Sebastián Ribas y solo tuvo que empujarla con la cabeza para poner el 1 a 0. A sonreír con el goleador.

Con la ventaja en el marcador, el Santo encontró espacios en la mitad y supo romper las líneas del Tatengue, que se mostró muy lento y desprolijo en la delantera, aunque sólo sería en el arranque.

 

EN UNA RÁFAGA. Cambiando de roles, Unión saliendo y Patronato volviendo, a los 13 minutos un contraataque de Unión terminó con Diego Zabala con la pelota en sus pies, que tras amagar y acomodarse desenfundó de derecha un disparo que se coló en el ángulo superior derecho del arco de Bértoli, para empardar las acciones y enmudecer al público local presente.

El equipo santafesino se sintió más cómodo con el empate e intentó sin suerte conseguir el segundo gol, mientras Patronato siguió aprovechando el sector izquierdo de su ataque, donde generaba mayor peligro hacia el arco de Fernández.

De hecho a los 20 minutos llegó el tercer gol del partido. Un pelotazo por la derecha habilitó a Gamba, que con un sombrero se quitó la marca y tiró un centro bombeado al punto de penal, donde Soldano cabeceó entre el defensor y el arquero-en un claro fallo de Bértoli- le dio la victoria temporal al visitante.

En ese preciso momento se dio un hecho lamentable e irrepudiable, ya que en una de las tribunas, un grupo de niños provenientes de una escuela de Strobel fueron agredidos por barras de Patronato, y uno de sus tutores fuertemente golpeado (ver aparte).

Unión se adueñó de la pelota con el objetivo de enfriar el partido, y cuando en sus ataques perdía la pelota volvía a reacomodarse para iniciar una nueva jugada, ante un local que no conectó efectivamente los últimos metros.

 

LO TUVO, SE ESCAPÓ. El inicio de la segunda etapa mostró a Unión poco más vertiginoso que Patronato, más rápido en la mitad y con pases al vacío en los últimos metros, lo que hizo que tuviera numerosos mano a mano que fueron bien resueltos por el arquero local.

A los 14´ un afilado Ribas firmó el empate tras un tiro de esquina, con un cabezazo bombeado; y 6 minutos más tarde el visitante se quedaba con uno menos, luego de la expulsión de Emanuel Britez por agredir a Lucas Márquez.

Sin embargo, a los 34´, Lucas Gamba ingresó por la parte derecha del área grande, Andrade se tiró a destiempo, lo golpeó y el árbitro cobró penal, transformado en gol por el mismo delantero uruguayo.

Los dos planteos fueron jugar la pelota al pie y buscar abrir el juego hacia los costados, aunque llegando al área y desperdiciando las chances de marcar. Unión se fue arrinconando en su campo, y Patronato buscó de todas maneras posibles el empate, pero la puntería y la suerte no estuvieron de su lado y con esta derrota suma seis encuentros sin victorias.

   

SÍNTESIS

PATRONATO      2

Sebastián Bértoli

Rodrigo Arciero

Walter Andrade

Lucas Sosa

Lucas Márquez

Abel Peralta

Julián Marchioni

Martín Rivero

Blas Cáceres

Adrián Balboa

Sebastián Ribas

DT: JP. Pumpido

 

Unión (SF)          3

Nereo Fernández

Emanuel Brítez

Brian Blasi

Jonathan Bottinelli

Bruno Pittón

Mauro Pittón

Nelson Acevedo

Franco Fragapane

Diego Zabala

Lucas Gamba

Franco Soldano

DT: Leo Madelón

Goles: PT, 6´ Sebastián Ribas (P); 13´ Diego Zabala (U); 20´ Franco Soldano (U). ST, 14´ Sebastián Ribas (P); 34´Lucas Gamba-de penal-(U). Cambios: ST, 9´ Darwin González por Peralta (P); 19´ Walter Bracamonte por Fragapane (U); 26´ Mariano Gómez por Zabala (U); 29´ Matías Quiroga por Balboa (P); 30´ Julián Vitale por Acevedo (U); 35´ Gonzalo Di Renzo por Blas Cáceres (P). Amonestados: Ribas, Andrade, Arciero (P). Expulsados: 20´ ST, expulsado Brítez (U). Árbitro: Jorge Baliño. Estadio: Pbro. Bartolomé Grella (Patronato).

 

 

Un hecho bochornoso y repudiable

 

Los violentos volvieron a hacer de las suyas en un espectáculo deportivo. Sin ninguna oposición, como en su propio domicilio, la denominada Barra Fuerte se cruzó desde la cabecera de calle Grella a la tribuna de Ayacucho para golpear a un grupo de simpatizantes que se encontraban presenciando el partido de Unión y Patronato. Fue luego del segundo gol de Unión de Santa Fe, cuando los inadaptados de siempre golpearon a chicos de entre 10 y 15 años, y padres de una Escuelita de Fútbol de Strobel, quienes llegaron al estadio en el marco del Programa “Los Gurises van a la cancha”.  

Visto 7 veces
ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.