Lunes, 11 Septiembre 2017 00:56

Patrón, la victoria que da confianza

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Lucas Márquez marcó de cabeza. Fue el empate parcial. Lucas Márquez marcó de cabeza. Fue el empate parcial. FOTOS MARCELO MIÑO

El primer triunfo y la alegría Santa. Patronato le ganó 2 a 1 a Argentinos Juniors por la segunda fecha de la Superliga de Primera División A del fútbol argentino.   Fue con tantos de Márquez y Ribas. El viernes visita a Tigre. 

 

No fue una victoria sencilla, ni el equipo tuvo el brillo necesario como salir con la cara rodeada de sonrisa. Pero vale. Y mucho porque primero que supo sobreponerse de una derrota parcial, acompañada de una actuación poco convincente. Y segundo porque el Patrón, tras la derrota en San Juan por la primera fecha de la Superliga, necesitaba el triunfo tanto como el agua. Ganar para tapar murmullos, ganar en confianza y empezar a buscar la identidad de juego. 

Hay que convenir que el equipo aún está en etapa de elaboración, buscando su identidad y el ideal en cancha. Aquellos jugadores que puedan sostener una idea de juego. 

Entonces es valorable la victoria. Porque mientras tiene el cartel de “etapa en construcción” llegaron los primeros tres puntos del campeonato. Y sumando aspectos importantes, fue ante un rival que peleará el descenso. No hay que alarmarse si en este primer tramo de campeonato se habla de pelear el descenso. Y es lógico que sea así. Porque el campeonato insumirá sacrificios y trabajo. Y etapas para superar. En esta primera instancia hay que encontrar el equipo y ganar puntos para seguir saliendo de la zona cercana a la desgracia futbolera: la del descenso. 

Volviendo al partido del sábado. Viento, público en su no justa medida (sigue faltando a la cita) y una excelente cancha. Argentinos tomó la pelota y la manejó de forma prolija, desde la última línea hasta el mediocampo. Hasta ahí llegaba su amor. Porque en ofensiva era poco y nada. Intenciones dinámicas apenas. Pero errores son gol en contra. Pasó en una contra del Bicho, que termina en gol visitante. Pero qué bueno el público.  No se la tomó con la pobreza franciscana santa sino que empezó a alentar. Y se adelantó el Patrón, se compenetró Cáceres y hubo un par de pelotas paradas. En una de ellas Márquez cabecea, tras centro de Cáceres y corrección de Vera que volcó la pelota al segundo palo. 1 a 1 con poco. Con poco alcanzaba. 

Y en el segundo tiempo lo mejor. Argentinos deambuló en cancha sin ideas. Y el Patrón empezó a tener mayor tenencia. Y llegó el segundo gol. El gol que se grita, vale y se disfruta. Dos cambios de Pumpido que dieron resultados. Guzmán, vivo e intuitivo recuperó una pelota. Tiró un centro. Se la devolvieron en defensa. Tiró otro y Ribas. “Uruguayo, Uruguayo”, cabeceó fantástico. 2 a 1. En tu cabeza hay un gol. 

Y así se fue el match. Argentinos con Pisculichi tiró algunas pelotas. Pero nada más. Patronato no contragolpeó tanto. Luca Sosa a lo mariscal, recuperó una pelota y se fue. Arrancó como defensor, siguió como volante y terminó como delantero. Sosa destacable. Guzmán destacado. Ribas puede ser un destacado. Mostró chapa. 

El Patrón de Primera ganó en Superliga. Y está un poco lejos de la caída libre. Está saliendo. Mientras busca su identidad. Mientras espera que la gente acompañe. 

Blas Cáceres tuvo buenos momentos y un duelo especial con el ex Patrón Gastón Machín. 

Visto 38 veces
Ezequiel Ré

Especial ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.